26 ene. 2016

La caja vacía.Cuento para padres .

Hace ya algún tiempo un hombre castigó a su pequeña hija de tres años por desperdiciar un rollo de papel dorado para envoltura. El dinero le era escaso en esos días, por lo que explotó en furia cuando vio a la niña tratando de envolver una caja. 
A la mañana siguiente, la niña regaló a su padre la caja envuelta y le dijo: “Esto es para ti, papito”. Él se sintió avergonzado, pero cuando abrió la caja y la encontró vacía, otra vez gritó con ira: “¿acaso no sabes que cuando se le da un regalo a alguien se supone que tiene que haber algo dentro?” 
La pequeña volteó hacia arriba el rostro y con lágrimas en los ojos dijo: “¡Oh, papito, no está vacía! Yo soplé un montón de besos dentro de esa caja y todos son para ti”. 
El padre se sintió morir, rodeó con sus brazos su pequeña  hija y le suplicó que lo perdonara. 
Dicen que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y que siempre que se sentía derrumbado, tomaba de ella un beso y recordaba el amor que su hija había depositó ahí. 
De alguna forma cada uno de nosotros hemos recibido alguna caja llena de amor incondicional y de besos de nuestros hijos, amigos, familia...
Nadie poseerá jamás un propiedad más grande.
Autor desconocido. 

Las personas adultas nos hemos olvidado del mundo infantil, de sus particularidades, de nuestros propios sentimientos de la infancia.

No reparamos que cada ser humano tiene formas creativas de actuar que muchas veces no comprendemos. Y cuando algo nos molesta lo desaprobamos  sin intentar entender ni reflexionar.

¿Cuántas veces reprendemos a las niñas y niños, o a otras personas, antes de detenernos a averiguar con serenidad cuáles fueron sus intenciones, sentimientos y pensamientos?

Quizás los niños saben mejor que los adultos el verdadero valor de las cosas y no su precio...Ya lo dijo el Principito : " Lo esencial es invisible a los ojos".


20 ene. 2016

Kamishibai.Teatro de papel


Kamishibai es una palabra japonesa que significa “Teatro de papel” y es una forma muy popular, desde hace varios siglos, de contar cuentos en Japón.

La lectura del Kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre un pequeño soporte/ranura del teatrillo de tres puertas que se llama “butai”, de cara al auditorio y deslizando las láminas una tras otra, mientras se lee el texto. Las láminas tienen un dibujo a todo color por una cara y texto en la otra.

El Kamishibai  ejerce una irresistible fascinación sobre la audiencia infantil. Sus características y la forma de presentarlo, ayudan a conseguir un efecto mágico y de concentración en torno al cuento lo que lo convierten en una excelente alternativa dentro de las técnicas narrativas.

¿Cómo funciona?

1º) Se ordenan todas las láminas de cada cuento Kamishibai, desde la imagen nº1 a la última, en orden correlativo (01, 02, 03, etc) y con el lado de las ilustraciones en color hacia arriba.

2º) Una vez ordenadas las láminas del cuento, se introducen todas a la vez en la ranura interior del teatro Kamishibai, mostrando la lámina 01 (ilustración en color) hacia el auditorio.

3º) El narrador se coloca detrás del teatro Kamishibai  (de cara al público)y comenzará la narración leyendo el texto que figura en el dorso de la última lámina y que corresponde a la imagen mostrada en ese momento (01 al comienzo del cuento).

4º) Una vez leído el texto correspondiente a la lámina 01, primera lámina en ser expuesta, extraerá ésta lentamente hacia su derecha y la colocará en el último lugar de las láminas que ya están en el teatro Kamishibai.

5º) Continuará con este sistema hasta finalizar la narración de la última escena mostrada (fin del cuento) y cuyo texto se encontrará en el dorso de la penúltima lámina del cuento.

Quizás este vídeo simplifique mejor su forma de uso:



El Kamishibai ofrece la posibilidad de añadir elementos dramáticos a través de la voz y efectos adicionales como la música.
El balanceo de las láminas hace balancear la atención y las emociones entre la anticipación de lo que va a ocurrir y la fijación en lo expuesto favoreciendo de este modo la atención del público infantil.

En el siguiente Valeria Padrini, utiliza la técnica del kamishibai para narrar  un cuento tradicional de la cultura maya, "El pájaro Puhuy".




Cómo construir un butai o teatro con cartón


En el siguiente enlace encontrarán otro tutorial en vídeo:
https://www.youtube.com/watch?v=AsXElgwOKpA

Desde  esta página podrán descargar  e imprimir varios cuentos para Kamishibai:

http://kamishibai.educacion.navarra.es/kamishibais/descargar-kamishibais/

17 ene. 2016

Cuentos de fórmula: acumulativos, mínimos y de nunca acabar.

Cuentos de fórmula
*Publicación actualizada

Los cuentos de fórmula son cuentos populares, generalmente de animales, breves, lúdicos y muy líricos. Se apoyan en estructuras poéticas, exactas y aseguradoras.


La precisión y fijeza estructural de estos relatos contribuye a la organización del pensamiento del niño y la ejercitación de su memoria.


Entre los recursos poéticos presentes en estos cuentos cabe citar: rimas, ecos, estribillos, onomatopeyas, diminutivos, anáforas, aliteraciones, personificaciones, analogías… Dichos recursos son muy importantes en la educación estética y literaria de la infancia.

En estos cuentos que he puesto de ejemplo es claro observar frases que se repiten a lo largo de la narración: “¿Y qué harás por la noche?...” (La ratita presumida) “Soplaré, soplaré y la casita derribaré” (Los tres cerditos)




Dentro de los Cuentos de Fórmula tenemos los cuentos mínimos , los acumulativos y los de nunca acabar.
Cuentos mínimos 
Suelen ser rimados y cuentan una historia breve, en pocas líneas o frases. Agradables y graciosos, en una frase se enuncia el personaje y la acción y la siguiente frase queda como la conclusión.   Permiten también practicar la pronunciación de nuevas palabras y de fonemas que a algunos niños se les dificultan.
Te cuento el cuento de Pipiritingo, 
 que sale a la calle sólo el domingo
Este es el cuento de una ardilla, 
te lo cuento y se acaba enseguida. 
Este es el cuento de una canasta 
y con esto que te digo basta.
 
 Había una vez un pollito inglés 
que se fue a Francia y se volvió francés.

- ¿Quieres que te cuente 
el cuento del ganso? 
- No, porque me canso.
                  
Esto era una vez una serpiente 
que se cayó y se partió los dientes.

Cuentos de nunca acabar

Proporcionan una información muy elemental y después formulan una pregunta que provoca una respuesta en el oyente, aunque esa respuesta nos es indiferente ya que el narrador comienza de nuevo diga lo que diga. Estos cuentos pueden durar hasta que el narrador se aburra, o hasta que el niño se enoje (cosa que suele pasar con estos cuentos, porque son una especie de broma).
En un charco había una mosca y con la mosca un mosquito,
si no te has enterado te lo cuento despacito.
En un charco había una mosca y con la mosca un mosquito,
si no te has enterado te lo cuento más bajito.
En un charco había una mosca y con la mosca un mosquito,
si no te has enterado te lo cuento rapidito... 
         
Este es el cuento de nunca acabar.  
¿Quieres que te lo vuelva a contar? 
 Este era un gato 
que tenía los pies de trapo 
y la cabecita al revés. 
¿Quieres que te lo cuente otra vez?  

 - ¿Quieres que te cuente el cuento de la buena pipa? 
- Sí 
- Yo no te digo ni que sí, ni que no, yo sólo te digo: ¿que si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa? 
- Bueno 
- Yo no te digo que "bueno", yo sólo te digo: ¿que si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa? 

                      
Esta era una hormiguita que de su hormiguero 
salió calladita y se metió en el granero. 
Se robó un triguito y arrancó ligero. 
Salió otra hormiguita del mismo hormiguero 
y muy calladita se metió en el granero. 
Se robó un triguito y arrancó ligero. 
Salió otra hormiguita del mismo hormiguero...
         
José se llamaba el padre, 

Josefa la mujer y al hijo que tuvieron 

le pusieron José, se llamaba el padre, 

Josefa la mujer..
 Cuentos acumulativos (o de encadenamiento)

Tienen una fórmula primera a la que se van añadiendo progresivamente otros elementos hasta construir una serie. Se puede comenzar la narración cada vez que se añade un nuevo elemento, o bien se pueden ir añadiendo elementos nuevos y en un momento determinado se corta la narración y se inicia un movimiento inverso hasta llegar a la fórmula inicial.

La cebra Camila



El nabo gigante o Historia de un nabo


El gallo Kiriko o Las bodas del tío Periko


El viaje


Cuello duro


Historia de ratita

http://bpcd-devetach.blogspot.com.ar/2013/05/cuento-historia-de-ratita-de-laura.html


Fuentes: 
- Rubio, Antonio. 7 llaves de cuento. Il. de Violeta Lopiz. Kalandraka, 2008

11 ene. 2016

La camisa del hombre feliz. Un cuento para trabajar la inteligencia emocional.

Cuento La camisa del hombre feliz
Ilustración: Jaimegrafick

“La camisa del hombre feliz”. 


Cuento tradicional ruso recogido por León Tolstói (1828-1910). 

Un rey que estaba siempre sumido en la tristeza dijo: 
- ¡Daré la mitad de mi reino a quien me cure! 
Entonces todos los sabios se reunieron y celebraron una junta para sanar al rey, pero no encontraron ningún remedio. Uno de ellos, sin embargo, declaró que sí era posible curar al rey. 
-Si sobre la tierra se encuentra un hombre feliz -dijo-, quitadle la camisa y que se la ponga el rey. Con esto estará curado. 
El rey hizo buscar en su reino un hombre feliz. Los enviados del soberano exploraron todo el país, pero no pudieron descubrir a un hombre feliz. No encontraron a nadie contento con su suerte. Uno era rico, pero estaba enfermo; otro gozaba de salud, pero era pobre; el que era rico y sano se quejaba de su mujer; otro de sus hijos. Todos deseaban algo.  
Una noche, el hijo del rey, al pasar por una pobre choza, oyó que alguien exclamaba: 
-¡Gracias a Dios he trabajado y he comido bien! ¿Qué me falta? 
El hijo del rey se sintió lleno de alegría. Inmediatamente mandó que le llevaran la camisa de aquel hombre, a quien a cambio se le entregaría cuanto dinero exigiera.  
Los enviados se presentaron a toda prisa en la casa de aquel hombre para quitarle la camisa. Pero el hombre feliz era tan pobre que no tenía camisa. 

COMO TRABAJAR EMOCIONES  PARTIR DEL CUENTO

Desde el punto de vista lingüístico, el cuento lo utilizamos fundamentalmente para desarrollar la comprensión y la expresión, el aprendizaje de nuevo vocabulario y la utilización del diálogo como medio de intercambio comunicativo. Por otra parte el lenguaje es el mejor medio de expresión para extraer y transmitir los valores y emociones que encierra este relato identificando situaciones que nos pueden producir tristeza y también la emoción contraria, en este caso, la alegría. 

 Entre las actividades sugeridas podemos destacar:

• Diálogos sobre el cuento: el niño/a dialogará con la maestra/o y otros niños/as y se expresará libremente sobre el cuento, argumento, personajes,etc. Qué sentimientos y emociones le sugiere.

 A través  de diversas técnicas como las de Rodari, estimular la creatividad e imaginación como por ejemplo:
  • Equivocar historias: se trata de cambiar personajes situaciones de la historia.
  • Imagínate que el rey es feliz porque conoce a la bella durmiente.
  • Imagínate que no encuentran al hombre de la camisa de la alegría.
  • Imagínate y describe la familia del rey.
  • Imagínate y describe la casa del hombre de la camisa feliz.
  • Que pasaría sí no encontraran la camisa del hombre feliz.
  • ¿Qué harías si fueses el rey? ¿Qué harías si fueses el hombre de la camisa feliz?
  • Cuento al revés. Vamos a contar un cuento donde el rey es feliz, porque tiene la camisa de la alegría y es un aldeano el que no es feliz.
- Actividades de investigación´
  • Pensar cómo ponemos la cara  cuando estamos tristes o contentos, describir postura  del cuerpo,de los ojos, boca, si se sonrojan las mejillas, si hay o no lágrimas.
  • Observar fotos de personas alegres y tristes. Los niños identifican cómo se siente esa persona, y realizan hipótesis de porqué se sentirán así.
  •  Preguntar a los niños cuándo se sienten felices y cuándo se sienten tristes.
Elaborar un listado:
Me siento feliz cuando...
Me siento triste cuando...
  • Preguntar qué hacen cuando se sienten tristes o alegres, cómo reaccionan por ejemplo:
Cuando estoy triste: lloro, me quedo solo, me abrazo a mi peluche preferido, se lo cuento a mamá/papá
Cuando estos alegre: salto, me río, se lo cuento a otros.
-Actividades de expresión
  • Dibujar  caras que representen esas dos emociones . Previamente se puede ensayar en un espejo caras de tristeza o alegría, hacerles observar la postura de la boca, de los ojos. 
  • También se les pueden sacar fotos a los niños poniendo caras alegres o tristes.
  • Jugar a ponerle colores y otras cualidades a la alegría y la tristeza
¿De qué color imaginamos la alegría? ¿a qué huele? ¿que gusto y textura tiene?
¿Y la tristeza?
Proponer dibujarlas.
-Actividades en las que participe la familia.
  • Elaborar un libro viajero con el “La camisa del hombre feliz” e invitar a las familias a que dibujen su propia camisa de la felicidad ( incorporando colores, inscripciones, estampas, que representen la alegría)  
  • Elaborar el libro viajero de la alegría: en donde los padres redactarán situaciones en donde sus hijos  y/o familias se han sentido felices.

Fuentes consultadas:
https://emocionateconellos.wordpress.com/
Revista digital ENFOQUES EDUCATIVOS Nº 13 1/05/2008


Enlaces relacionados:
Guión para teatro; La camisa del hombre feliz. 


7 ene. 2016

Juegos recreativos en la playa

Juegos para niños en la playa
*Entrada actualizada

Para un niño, la playa es uno de los mejores campos de juego que existen. Además del agua, donde se pueden hacer un montón de cosas, está la arena, una la superficie perfecta de juego: es blanda, segura y se adapta a multitud de necesidades y actividades.

Además, la playa nos proporciona un montón de materiales naturales, gratuitos y al alcance de la mano. Sólo hace falta un poco de imaginación...

Para los que tienen la dicha de estar vacacionando con niños en la playa  o trabajando allí en colonias  comparto estos juegos recolectados de distintas web (muchos de ellos fueron adapatados).

Juegos de saltos

Concurso de saltos de longitud

Buscar un espacio amplio donde los niños puedan correr y saltar a sus anchas, y donde siempre caigan sobre arena blanda.
Se trazará una raya en el suelo que indicará desde donde se debe iniciar el salto.

Concurso de saltos locos

Se trata de realizar saltos estrafalarios, raros, divertidos, imitando animales, personajes, o maquinas, haciendo ruidos, cantando y gritando, ¡todo vale con tal de que sea divertido!
Un adulto será el juez (se podrá manejar los premios de tal manera que ganen los que no lo hicieron en juegos anteriores).

Los buscadores de tesoros

Se necesitará papel y lápiz para preparar la lista de 'tesoros' que los niños deben buscar por la playa.
Si hay un número suficiente de niños es más interesante y divertido formar equipos. Porque este juego se puede plantear como una competición, de manera que a cada equipo se le dará una lista de los 'tesoros' que tienen que buscar y el que antes los encuentre, ¡gana!
O bien, sin darles la lista al principio, a medida que vayan encontrando uno de los tesoros y acudan a enseñarlo, se les irá encargando uno nuevo.

¿Qué pueden buscar?

Algunas ideas: dos o tres tipos de caracoles diferentes (o de diferentes colores), uno o dos tipos de alga marina, cuatro clases de piedras, una piedra de forma esférica, una piedra cuadrada, una piedra rectangular, una piedra con una raya o una franja negra u oscura, un resto de cangrejo, un objeto inidentificable y misterioso (el que ellos escojan), un tesoro sorpresa que no esté en la lista y sea bonito...
Carrera de carretillas


Señalar la salida y la meta. Se trata de una carrera de ida y vuelta.
Los participantes deben organizarse en parejas. Uno hace de carretilla, el otro conduce, cuando lleguen a la meta intercambiarán los papeles.
El que hace de carretilla debe tumbarse y avanzará caminando sobre sus manos, mientras el otro le sujeta por los tobillos.

   Seguir las huellas
Este juego variará dependiendo de la edad de los niños. Si son pequeños jugarán con un adulto, que será quien dirija el juego. Si son más mayores pueden jugar entre ellos.
Se trata de preparar un recorrido de señales, dibujos y huellas hechas en la arena, que los participantes deben seguir sin salirse.
A los propios niños les divertirá preparar el recorrido para sus compañeros mientras estos cierran los ojos.
Algunas ideas:
huellas muy separadas que obliguen a dar grandes saltos, giros inesperados, un zig-zag, marcas muy seguidas que les hagan caminar con los pies muy juntos, huellas hechas con la mano que indiquen que hay que caminar a cuatro patas...

Toallas salvadoras
Ideal para jugar cuando la marea está baja y ha quedado un espacio amplio y perfecto para correr y jugar. Se dibujará un terreno de juego de forma rectangular. El tamaño variará en función del número de niños.
Se colocarán  una o dos toallas en cada extremo, también en función del número de participantes. Porque las toallas son 'las casas' donde se está a salvo, y todos los niños deben caber encima de ellas.
Se sorteará qué niño hará de 'cazador', o si son muchos pueden ser dos.
El juego comienza con los niños subidos a una toalla. Tras una indicación  deben correr hacia la toalla salvadora del extremo contrario, y así sucesivamente, sin salirse del terreno de juego, y evitando que 'el cazador' los atrape.
El que es tocado por el 'cazador'  puede unirse a él como ayudante o reemplazarlo en el próximo juego.

 Retratos con sombras
Dibujar sobre la sombra de la cara de un amigo haciendo distintas expresiones . Lo ideal es ubicarse en una ronda para luego hacer encajar la sombra de cada cabeza sobre los dibujos. Se puede sacar una foto muy original de esta forma.
Ta Te Ti en la arena
 Se puede dibujar directamente sobre la arena mojada o construir con piedras y caracoles. La búsqueda de los materiales también puede convertirse en un juego de playa divertido. Los niños pueden competir para ver quién trae más cantidad de caracoles o piedras aptas para jugar, y el que gane, será el primero en empezar el juego de tres en raya sobre la arena.
Bowling  playero 

Para jugar se necesita una pelota de tenis (así no rueda si hay mucho viento) y cavar 3 hoyos de diferente tamaño en la arena. El juego consiste en embocar la pelota en el agujero con un solo lanzamiento, ganando más puntos la persona que enceste en el pozo más pequeño.

Una variación del juego consiste en tener una pelota más grande y tratar de derribar conos formados con arena o botellas. Cuanto mayor cantidad de montículos derribados, más puntos obtiene el jugador.


Carrera de relevo llena balde
Se forman dos equipos con el mismo número de participantes. Cada equipo forma una línea a unos 3 metros de distancia de la orilla del agua. Cada integrante de cada equipo tiene que llevar el agua en sus manos hasta el balde y llenarlo. Sólo una persona por equipo puede llevar el agua cada vez. Sólo cuando uno llega al balde, puede salir el otro corriendo al agua. El primer equipo que llene el balde, gana el juego.