25 abr. 2018

Recursos para el festejo del Día del animal

Cómo festejar el Día del animal
*Entrada reeditada

Si bien a nivel mundial  el día del animal se celebra el 4 de octubre,  en honor a San Francisco de Asís, el patrono de los animales, en Argentina se festeja el 29 de abril.
Esa fecha se instauró en conmemoración al fallecimiento del abogado Lucas Albarracín el 29 de Abril de 1926 que fue el fundador de la Asociación Protectora de Animales de Argentina en el año 1869 junto al entonces presidente Domingo Faustino Sarmiento.
El Doctor Albarracín fue el promotor de la ley número 2786 promulgada en el mes de junio de 1891 que estaba destinada a darle a todos los animales protección e impedir de esta manera la caza indiscriminada y el maltrato por parte de los seres humanos.


Es una fecha muy apropiada para trabajar en la escuela inculcando a los niños/ñas desde pequeños el respeto y amor hacia los animales.

Desfile de disfraces de animales

Los niños/ñas que lo deseen pueden concurrir al jardín caracterizados de algún animalito (pueden usar una careta), los que no les gusta disfrazarse  pasarán a ser jurado para votar al mejor disfraz. Luego todos podrán recorrer otros salones o el barrio del jardín entregando folletos previamente ilustrados por  los niños con mensajes para concientizar a la comunidad acerca de la tenencia responsable de mascotas y los derechos de los animales.

Concurso la "Historia de mi mascota" 

Solicitar a las familias que envíen la foto de una mascota conocida por los niños/ñas (puede ser propia, de un familiar o un vecino) acompañada de un breve texto, cada historia reflejará el amor que han sido capaz de despertar esos animalitos.

El día del festejo se expondrán  en la escuela y se invitará a  los niños/maestros/familias  a escuchar cada relato y votar la historia que más les gustó pegando un pequeño corazón debajo de la foto elegida.
Posteriormente se confeccionará un álbum viajero que recorrerá cada hogar para que todos puedan compartir las historias.
Búsqueda del tesoro

Organizar una búsqueda del tesoro en la escuela utilizando huellas de animales que indicarán el camino a seguir. Cada pista tendrá una adivinanza sobre un animal (gato, perro, caballo, pato, etc.) y habrá que seguir las huellas  correspondientes para encontrar el "tesoro".

Una canción

Mi animal favorito. Ideal para asociar con las onomatopeyas de cada animal.



Saludo y poesía

Fernando Javier Fariña , compositor infantil y seguidor de Mi sala Amarilla.  también quiso estar presente en el festejo compartíendo este hermoso recurso que escribió hace un tiempo.


Saludo patita de perro


Hoy en día de los animales nos saludamos así.
Chocando palma con palma como saludo de un amigo alegre, que siempre nos espera, fiel compañero y cariñoso.




Tu perro

El es un campeón a la hora de esperar
Será un león cuando te tenga que cuidar
Cada caricia tuya es un carnaval
Reconoce tu sonrisa cuando estas por llegar
Su paso deja huella…
Y si lo abrazas no te olvidara jamás …

¡Muchas gracias Fernando!



5 abr. 2018

Proyecto de educación emocional.


La docente  María Paula Lo Celso realizó  este interesante proyecto para el Nivel Inicial en la Escuela Particular Incorporada “Dante Alighieri” Nro: 1269 de Rosario.
A continuación se transcribe parte de la planificación pero podrán acceder  al documento completo en el siguiente enlace: http://www.defensorianna.gob.ar/archivos/dante-alighieri-maria-paula-lo-celso.pdf


“Leer con los ojos, el corazón y el alma"

Fundamentación:

La primera infancia es un tiempo de vida vital, único e irrepetible. Desde el momento en que crecen en el vientre materno los niños perciben un mundo de sensaciones, sentimientos, emociones que aún no pueden describir pero si vivir y sentir.

Dentro de ellos, muy profundo, se va creando el propio universo de ese niño, nuevo y único. El adulto que lo acompaña y sostiene en ese camino es quien lo habilita a encontrarse con el mundo que lo rodea.

Sentir es inherente a todo ser humano, es parte de crecer. Expresar, reflejar, revelar es poder abrirse para contar o llorar lo que me pasa. Por eso, cuando un niño quiere expresarse es importante poner el SENTIR en palabras, ayudándolos a encontrarlas.

Por esto el Libro resulta un recurso muy útil para trabajar esas sensaciones y sentimientos que el niño explora a diario pero que muchas veces no logra expresar.
Por lo cual me atrevo a decir que es importante y fundamental poder alfabetizar en las emociones y es donde el libro tomará un gran protagónico siendo el nexo en esa construcción temprana de la palabra y del poder nombrar lo que me pasa.

En este aprendizaje poco a poco iremos creando una “conciencia afectiva” la cual será una herramienta primordial para la vida, que el niño sea consciente de lo que vive y siente lo hará más independiente, autónomo y contará con la claridad de la palabra a la hora de manifestar todo lo que le pasa, lo bueno y lo malo.

Público Destinado:
  • Niñas y niños de 4 años

Objetivos:
  • Habilitar al niño a expresarse.
  • Lograr que el niño se conozca y  reconozca, conociendo así sus límites físicos y emocionales.
  • Respetar al niño y sus posibilidades. Brindarle un ambiente contenedor y habilitador de emociones.
  • Que el niño encuentre en el libro el recurso, la imagen, la palabra, el color para nombrar y expresar sus sentimientos.
  •  Acercar el libro al niño y a las familias propiciando la lectura compartida. 

Actividades probables para la realización del proyecto:


Primera semana: Lectura del cuento MONSTRUO TRISTE MONSTRUO FELIZ.


 Ed. Emberly y Anne Miranda, editorial Océano.
Una manera divertida de explorar y darle nombre a los sentimientos de los pequeños.
Felices, tristes, enojados, ¡también los monstruos tienen muchos sentimientos! En este libro, el pequeño lector encontrará una colección de ingeniosas máscaras que representan los diferentes humores y sentimientos que experimentan todos los monstruos (y, por supuesto, ¡también los niños!).
Ver en pdf:  https://drive.google.com/


Para escuchar la narración viajamos a la “isla de los cuentos”, para entrar tenemos que viajar a través de un viaje imaginario, la “seño” nos dice algunas palabras mágicas que tenemos que repetir y luego nos sentamos sobre telas o almohadones que nos delimitan un espacio dándonos contención, cercanía y encuentro. Las reglas de la Isla de los cuentos es no hablar mientras la seño cuenta el cuento, abrir los ojos, escuchar e imaginar, si hablamos todos juntos se despiertan “los pájaros despeindores” .
  • Se trabaja nombrando e identificando las emociones. Primero lo cuento literalmente, otro día lo narro.
  •  Hablamos sobre nuestras emociones, que me pone triste y que feliz. Utilizamos las máscaras para contarlo, cada uno selecciona la máscara acorde a su sentir.
  • Realizamos nuestras máscaras, cada uno elige como se siente hoy y así la construye y luego explica porqué se siente así. Para realizar esta actividad se los invita a mirarse en el espejo, reflejando la expresión que desean dibujar para tomar conciencia de cómo se ven sus rostros.
  •  Realizamos un mural con la cara de cada uno expresando una emoción. Lo armamos juntos y lo pegamos en la sala. Le ponemos un nombre a nuestra obra de arte.
  • Actividades para la ronda inicial, luego de haber introducido el cuento. Preguntas: como se sienten hoy? Y ayudo recordando el nombre de las emociones.Otro día pregunto de qué color me siento hoy? Otro día conversamos sobre; cuando me siento triste en que parte del cuerpo lo siento?Y cuándo me siento feliz? En otro momento voy a trabajar qué cosas me ponen triste y qué cosas me ponen feliz.
 Lectura del cuento LA OFICINA DE LOS BESOS PERDIDOS.

Fernando Vedia, editorial Atlántida.

Al papá de Ana se le perdió un beso y va a hacer lo imposible por encontrarlo ¿lo logrará?









  •  Reflexionamos sobre Anna la protagonista, como se sentirá ella? Conversamos sobre los besos, que significan, que quieren expresar. Puedo dar un beso a mi compañero o a alguien sin que me autorice? Instalar la noción de respeto por el cuerpo del otro, pidiendo el permiso o preguntándole si desea recibir mi beso o mi abrazo.
  • Se realiza una dramatización, la docente muestra, como hago para preguntarle a otro si quiere recibir un beso mío, y se remarca la importancia de esperar la respuesta, mirar a los ojos mientras hablo con el otro.
  •  Construimos el libro de los besos, hay muchas formas de mandar besos, el beso mariposa, el beso de hormiga, inventamos besos los dibujamos y pintamos y armamos nuestra “oficina de besos”, todos en un libro.
  • Pintamos un beso cada uno y elegimos a quien se lo queremos enviar. El mismo se entregará a cada padre en la reunión de padres.
  • En la Sala de dos a tres veces por semana se abre la biblioteca ambulante, se dispone una manta que delimita el espacio de lectura y “contiene” a los niños predisponiéndolos al momento de lectura.

 Se presenta el libro, ¿QUÉ ES EL AMOR? Davide Cali,Anna Laura Cantone, editorial Edelvives


 Antes de leerlo, se le dice a los niños, _saben una cosa la Seño, viajo al país del amor, que creen que encontré?... se anotan las respuestas en una cartulina y luego se expone en la sala.
  • Se les entrega un corazón a cada uno para que puedan pintar o escribir las palabras que para ellos tienen que ver con el amor.
  • Se les entrega un corazón a la familia con la consigna “ Para mi familia el amor es….” Se comparte con todos los niños.
  •  Se presenta el libro “ME DA VERGÜENZA”, el mismo se trabajará como libro viajero. Se envía a las casas con la consigna de que se lea en familia y luego en el libro hecho por la “seño”, se anota que le da vergüenza a cada niño. Se les aclara que lo que este escrito en ese libro, solo se comparte con los compañeros de la sala.
  • Se habilita la “CAJA DE LOS MIEDOS” allí, cada niño con la ayuda de la maestra, escribe un miedo que queda guardado en la caja. El propósito es que el niño pueda decirlos y confiar. La caja queda habilitada, por si algún niño quiere traer un miedo, se pueden guardar en cualquier momento.
 Una vez trabajado los libros, las actividades antes mencionadas y comprobar que ya hay una “conciencia afectiva” llevaré adelante las siguientes actividades.
  •  Realizar un mural de fotos que reflejen el sentimiento que quieran expresar en ese momento. La docente va a sacar fotos uno por uno (el que lo desee).
  • Una vez impresa las vamos a trabajar, para así poder conversar sobre nuestras emociones “congeladas” y lo que sentíamos en ese momento y como se veía nuestra cara.
  • En otro momento vamos a copiar la cara de la foto en una hoja. El objetivo es poder observarnos detenidamente, nuestros rasgos que nos hacen únicos e irrepetibles. También como mi cara puede reflejar lo que me pasa por dentro de esta forma trabajo la SENSACIÓN.
  •  En otra instancia vamos a trabajar con la consigna “en que parte del cuerpo siento la FELICIDAD o la TRISTEZA” y de qué color las pintaría. Para registrar lo conversado vamos a realizar un dibujo de mi cuerpo y lo vamos a pintar determinado la parte del cuerpo en la que siento mis sentimientos. La idea es cerrar con el concepto MI CUERPO SIENTE.
  •  Vamos a realizar una muestra que se va a denominar YO SIENTO, donde vamos a exponer las fotos y los trabajos realizados a partir de las fotos. 

Estrategias para la continuidad del proyecto:
  •  Se continuará el proyecto incorporando dos títulos más; EL PÁJARO DEL ALMA de Mijal Snunit, editado por Fondo de Cultura Económica México, el libro cuenta donde se guardan los sentimientos, es ahí dentro del alma donde un “pájaro”, maneja nuestras emociones guardada en varios cajones. El objetivo de este relato es trabajar, donde se encuentran nuestras emociones y sentimientos y en que parte del cuerpo las sentimos, conectarnos con el sentir y lo que esto provoca.
  •  El otro título es LA PEQUEÑA TRISTEZA de Anne Herbauts de Editorial Océano, este relato trata de un oso que un día se levanta con una nube sobre su cabeza y hace de todo por “sacársela” de encima. Objetivo del relato, trabajar sobre la tristeza y las formas de manifestarla. El llanto tan propio de la niña y del niño.
  • Se continúa con el proyecto de la Biblioteca Ambulante, donde los cuentos viajan de sala en sala y también van a las casas. En el mismo sostenemos al libro como un recurso cotidiano y familiarizamos al niño con diversos textos. También se trabaja con el cuidado del libro y su uso. La responsabilidad de devolverlo y la posibilidad para que los padres lean a sus hijos. En cada sala contamos con cajas que contienen nuestros cuentos la cual renovamos mensualmente intercambiando los libros con otras salas.
  •  La adaptación para sala de 4 años se dará de la siguiente manera; los alumnos se llevarán los cuentos de a 4 niños, todos tienen contenidos reflexivos y para pensar. Se propondrá a las familias una lectura compartida y una devolución en forma de collage, dibujo o reflexión. La cual compartiremos en las salas. Y cuidadosamente armaremos un libro que registre el trabajo realizado por la familia y los niños durante el año. Al final de año en la última reunión de padres, se compartirá con los mismos, junto con el otro material realizado en clases (mural, el libro de los besos, dibujos y registro de anécdotas.)

➽Otra publicación relacionada: