Cómo enseñar buenos modales en los niños.


Los buenos modales  se aprenden y, ya sea en el hogar como  en  la escuela, se deben inculcar a los niños desde pequeños.

Enseñar  estas conductas  requiere de un fuerte compromiso de padres y maestros , quienes deberán en todo momento, ser un ejemplo de aquello que se quiere transmitir a los niños.

Como lo dice el sociólogo Salvador Cardús en su obra 'El desconcierto de la educación', "no se trata de enseñar normas estrictas, los modelos de comportamiento se aprenden como estilos de vida"

Los niños deben tener una idea muy clara de la relación que existe entre sus actos y sus consecuencias. Por eso es muy importante hacerles ver los efectos positivos que sus conductas amables producen en los demás.

Un niño de tres años debiera poder saludar y despedirse de  la maestra  y de sus abuelos; decir “permiso” cuando tiene que pasar por un espacio estrecho y dar las gracias cuando recibe un regalo o cuando le sirven la comida. Así también, debe aprender a pedir las cosas “por favor”.

El  Jardín de Infantes es el lugar indicado para reforzar, enseñar  y aprender las habilidades  que implican  una buena convivencia.

Los buenos modales se aprenden practicándolos en el día a día, por lo tanto, la clave es insistir, repetir y modelar.

Se pueden utilizar algunos recursos como cuentos o juegos de roles para iniciar a los niños en la  comprensión y adquisición  de estos buenos hábitos, como los que continuación les comparto.


CUENTO: EL MAGO CASCARRABIAS
            Había una vez, en un lejano país un mago malvado llamado Cascarrabias. EL mago Cascarrabias siempre estaba enfadado y nunca saludaba a nadie ni pedía nada por favor, ni nunca, nunca, nunca daba las gracias.
              Todos los días paseaba por la ciudad y la  gente le saludaba amablemente, pero sin conseguir que él, les contestara, y eso le enfadaba más y más cada vez.
              Un día, ya cansado de los saludos y de la amabilidad de la gente, el mago Cascarrabias decidió hacer un conjuro. Se puso en el medio de la Plaza Mayor y empezó a decir:
              “Rayos y truenos, que vengan a mí, que la amabilidad de la gente se esconda aquí”.
              Y entonces todo empezó a oscurecerse, y empezó a llover y a llover durante un buen rato. Nadie sabía porque había pasado eso, estaba tan buen día y de repente se nubló todo. Era raro pero nadie le dio importancia y siguieron con sus vidas, sus juegos, sus trabajos.
              Pero algo había cambiado, a partir de ese momento la gente dejó de saludarse y de pedir por favor las cosas y de dar las gracias. Cada vez todos estaban más tristes y más serios. ¿TODOS? Todos no. Un niño no muy mayor, de unos 4 o 5 años, sí que se dio cuenta y viendo la tristeza en la que vivían todos fue a pedirle ayuda al  hada  Iris  que siempre estaba jugando cerca del río.
              Allí, después de contarle todo lo sucedido al hada , Iris le dijo que sólo el Mago Cortés podía ayudarlo. Y el pequeño se fue en su busca y lo encontró leyendo a la sombra de un enorme árbol como Iris le había dicho. Le contó lo sucedido y los dos volvieron hacia la ciudad, allí todo seguía igual, serios, tristes y sin saludarse.

El Mago Cortés tomó su preciosa varita mágica y dijo un nuevo conjuro. Cuando el mago Cascarrabias se dio cuenta hasta él mismo saludaba  a los demás, pedía las cosas por favor y siempre, siempre daba las gracias. Todos volvieron a ser muy amables y corteses y se sintieron mejor.
              Y así fue como el Mago Cascarrabias descubrió lo importante que es ser amable, saludar todos los días, pedir por favor las cosas y dar las gracias. Además pronto tuvo muchos amigos con los que jugar y dejó de ser tan Cascarrabias.

Para reflexionar luego del relato:

- ¿Qué le pasaba al Mago Cascarrabias?
- ¿Está bien eso de no saludar?
- ¿A quien le pidió ayuda el niño?
- ¿Ustedes siempre saludan ?

EL ÁRBOL MÁGICO
Hace mucho mucho tiempo, un niño paseaba por un prado en cuyo centro encontró un árbol con un cartel que decía: soy un árbol encantado, si dices las palabras mágicas, lo verás.
El niño trató de acertar el hechizo, y probó con abracadabra, supercalifragilisticoespialidoso, tan-ta-ta-chán, y muchas otras, pero nada. Rendido, se tiró suplicante, diciendo: "¡¡por favor, arbolito!!", y entonces, se abrió una gran puerta en el árbol. Todo estaba oscuro, menos un cartel que decía: "sigue haciendo magia". Entonces el niño dijo "¡¡Gracias, arbolito!!", y se encendió dentro del árbol una luz que alumbraba un camino hacia una gran montaña de juguetes y chocolate.
El niño pudo llevar a todos sus amigos a aquel árbol y tener la mejor fiesta del mundo, y por eso se dice siempre que "por favor" y "gracias", son las palabras mágicas .
Pedro Pablo Sacristán 

En el siguiente enlace podrán escuchar este cuento o verlo ilustrado:  http://cuentosparadormir.com/infantiles/cuento/el-arbol-magico

Para reflexionar luego del relato:
¿Qué palabras mágicas conocen?
¿Cuáles funcionaron con el árbol encantado?
¿Cuando podemos usar esas palabras mágicas con nuestros amigos ?

JUEGO: LAS PALABRAS MÁGICAS

OBJETIVO:
Ejercitar el uso de buenos modales en los niños.

Un niño hace de mago y el resto de los niños deben cumplir los deseos del mago, siempre que diga las palabras mágicas que son "por favor" y "gracias".

Los niños se mueven libremente por el espacio de la clase al ritmo de la música o el que marque el profesor con palmadas o algún instrumento.

Cuando cesa la música todos se convierten en estatuas.

El mago, con una varita, va tocando a las estatuas y les pide "por favor" que se conviertan en el animal o el objeto que él desee. Para ello es necesario que no se le olvide decir las palabras mágicas.

Una vez que las estatuas han realizado correctamente el deseo del mago, éste les da las gracias y los niños vuelven a moverse libremente por la clase al ritmo marcado. Entonces el mago entrega la varita al niño que de forma más correcta cumplió su deseo y comienza de nuevo el juego.

Si el mago no dice las palabras mágicas correctamente, debe dejar el juego.

(Recurso visto en http://www.waece.org/)


JUEGO: LA PELOTA PREGUNTONA
OBJETIVO:
- Aprender a hablar para los demás
- Aprender las buenas formas.

PROCEDIMIENTO:
El maestro/a  entrega una pelota a cada equipo, invita a los presentes a sentarse en círculo y explica la forma de realizar el ejercicio.
Mientras se entona una canción la pelota se hace correr de mano en mano; a una señal del maestro/a, se detiene el ejercicio.
El niño/a  que ha quedado con la pelota en la mano se presenta para el grupo: dice su nombre y  saluda correctamente y dice algo que le gusta. Se despide con un gracias por escucharme.
El ejercicio continúa de la misma manera hasta que se presenta la mayoría. En caso de que una misma persona quede más de una vez con la pelota, el grupo tiene derecho a hacerle una pregunta.


CUENTO PARA LOS MÁS GRANDES: LOS CLAVOS Y EL AMOR
Había un niño que tenía muy mal carácter. Un día su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que cada vez que perdiera la calma o no fuera educado dando las gracias a la gente o saludando correctamente debería clavar un clavo en la cerca de atrás de la casa.
El primer día el niño clavó 37 clavos en la cerca...
 Pero poco a poco fue calmándose porque descubrió que era mucho más fácil controlar su carácter y saludar a la gente que clavar los clavos en la cerca.
Finalmente llegó el día cuando el muchacho no perdió la calma y saludaba con buenos días y daba las gracias a todo el mundo y se lo dijo a su padre y entonces el papá le sugirió que por cada día que controlara su carácter debería sacar un clavo de la cerca.
Los días pasaron y el joven pudo finalmente decirle a su padre que ya había sacado todos los clavos de la cerca..., entonces el papá llevó de la mano a su hijo a la cerca de atrás...
Mira hijo, has hecho bien... pero fíjate en todos los agujeros que quedaron en la cerca... Ya la cerca nunca será la misma de antes... Cuando dices o haces cosas con coraje, dejas una cicatriz como éste agujero en la cerca...
Es como meterle un cuchillo a alguien, aunque lo vuelvas a sacar, la herida ya quedó hecha... No importa cuántas veces pidas disculpas, la herida esta ahí...Una herida física es igual de grave que una herida verbal...
Los amigos y amores son verdaderas joyas a quienes hay que valorar... Ellos te sonríen y te animan a mejorar...
Te escuchan, comparten una palabra de aliento y siempre tienen su corazón abierto para recibirte...
Demuéstrales cuánto los quieres...

Para reflexionar luego del relato:

- ¿Qué le mando hacer el padre al niño?
- ¿Por qué?
- ¿Cuándo se portaba bien que tenía que hacer?
- ¿Cuándo hacemos algo mal dañamos a nuestros amigos?
- ¿Qué cosas hacemos mal nosotros?


DESCIFRANDO DIBUJOS

OBJETIVO
- Relacionar  saludos a través de los dibujos.

MATERIAL
              Será necesario realizar un dibujo para cada uno de los saludos que queremos aprender.
              Por ejemplo:
              - Una mano, se interpretará como un hola.
              - Un sol, como  buenos días.
              - La luna, como buenas noches
             
DESARROLLO
              Se les enseñarán los dibujos a los niños y se les explicará  que cada dibujo representa un saludo. Ellos tendrán que averiguar de que saludo se trata.
              Una vez que lo averigüen, se pueden hacer las siguientes preguntas:
              - ¿Por qué creen que es ese saludo?
              - ¿Saludan así a sus amigos y familiares?
              - ¿Es importante saludar?

JUEGO ASOCIADO:
              Armar un dado gigante con esos dibujos. Los niños en ronda girarán al ritmo de una canción que conozcan.Cuando el maestro/a diga en voz alta "Saludo ",  un niño que está en el centro de la ronda arrojará el dado. La ronda se detendrá y todos deberán saludar  según el dibujo que aparezca en la cara del dado.
             El juego continúa luego que el niño que está en el centro le pase el dado a otro compañero (éste lo recibirá diciendo GRACIAS y el primero respondiendo DE NADA).

VÍDEOS BETO Y LAS PALABRAS MÁGICAS

Hola y Buenos Días

Gracias (El regalo de la abuela)


Por favor 


CANCIÓN CUATRO  PALABRAS


De pequeño me enseñó que nada es casual,
mi abuelo tenía un diccionario genial.
Con solo cuatro palabras escribí esta canción
que canta mi corazón:
Gracias, por favor, permiso, perdón.
Mirándolo a los ojos lo abracé de emoción.
Sólo cuatro palabras y lo pude entender.
Con su diccionario yo aprendí a leer.
Y yo sé que tu puedes,
vas a ayudarme a cantar esta vez:
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Que cante tu corazón.
Gracias por jugar con tu imaginación.
Por favor amigo presta mucha atención.
Permiso te pido ayúdame a cantar.
Perdón por desafinar.
Y yo sé que tú puedes,
vas a intentarlo conmigo otra vez:
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Que cante tu corazón.

Mariano Chiesa


Fuentes :
Proyecto de educación en valores Arco Iris.
http://www.waece.org/
http://cuentosparadormir.com/

Proyecto para Feria de Ciencias: Los colorantes naturales.



*Proyecto elaborado por la docente Ana Guadalupe Agüero

Si bien este proyecto de ciencias fue ideado para niños del primer ciclo de educación primaria considero que tiene experiencias muy atractivas que pueden adaptarse para implementar en el Nivel Inicial .

"Colorín colorante , qué colores encontraste"

Los colores que presentan los vegetales son debidos a unos compuestos químicos llamados pigmentos. El color que presenta un determinado órgano vegetal depende generalmente del predominio de uno u otro pigmento o la combinación de ellos.

Este proyecto ayudó a que los niños pongan a prueba sus concepciones, a la luz de un fenómeno a explicar, como por ejemplo que uno de los pigmentos biológicos más importantes son las clorofilas, presentes en todas las plantas, porque los colores que presentan los vegetales son debido a estos compuestos químicos.

Sobre la base del problema e hipótesis planteados, los objetivos propuestos y consecuentes con la fundamentación de la organización de los contenidos, se puede inferir que los pigmentos pueden ser utilizados para teñir pinturas, tinta, plásticos, cosméticos, textiles, alimentos y otros productos. Una alternativa económica y fácil de realizar en la modificación de prendas.


PROBLEMA

¿Podemos obtener colorantes totalmente naturales?

HIPÓTESIS

Se puede obtener colorantes totalmente naturales a partir de vegetales de uso cotidiano.

OBJETIVOS

  • Introducir a los alumnos en el conocimiento del mundo vegetal.
  • Reconocer qué es un pigmento biológico.
  • Conocer las características y clases de pigmentos vegetales.
  • Teñir textiles con pigmentos vegetales.
  • Prever los riesgos potenciales y respetar las normas de seguridad, higiene y mantenimiento de herramientas e instrumentos.

 DESARROLLO

EXPERIENCIA N° 1
“NOS INFORMAMOS”

Un trabajo conjunto entre padres, alumnos y docente que permitió ampliar el conocimiento sobre las plantas y los pigmentos.
Esta etapa favorece el trabajo cooperativo y la factibilidad de que el alumno comience con los interrogantes que le permitirán introducirse en el problema.

EXPERIENCIA 2
“POR QUÉ ES IMPORTANTE LA LUZ SOLAR PARA LAS PLANTAS”

La información recogida, produjo la primera pregunta ¿por qué las plantas necesitaban del sol? Y para poder dar respuestas a ello, se hicieron germinadores.
Los materiales que utilizamos fueron:
  • Frascos de vidrio
  • Papel secante
  • Algodón
  • Semillas
Procedimiento:
Dentro del frasco de vidrio se colocó el papel secante y se lo rellenó con algodón.
Entre el vidrio y el papel secante se colocaron las semillas y se mojó el algodón.
La mitad de los frascos se los dejó expuestos al sol y el resto se guardo dentro de un armario.
Se los mantuvo en estas condiciones dos semanas, al cabo de las cuales brotaron las primeras hojas. Las del armario prácticamente no tenían color, las que estaban al sol tenían un color verde oscuro.
Con esto pudimos concluir que los pigmentos de las plantas absorben la luz del sol para que pueda verse su color. Se introdujo el concepto de pigmento y función de la clorofila.

EXPERIENCIA 3
“DESCUBRIENDO COLORES”

Esta experiencia fue realizada en el grado, con las verduras aportadas por los alumnos, para conocer más sobre los pigmentos.
Se usaron:
  • Remolachas, tomates, lechuga, acelga y zanahorias
  • Bols
  •  Papel secante.
  • Alcohol, lavandina, vinagre, detergente, bicarbonato, jugo de limón.
  • Vasos transparentes
Se hicieron hervir las remolachas y el zapallo durante media hora, luego lo colamos y dejamos enfriar.
Al líquido de la remolacha se lo dividió en ocho tubos de ensayo. Uno quedó con el líquido original, al resto se le agregó por separado lavandina, vinagre, seven up, alcohol, detergente, bicarbonato y limón.
Se pudo observar que el líquido de la remolacha con los distintos elementos iba mostrando diversos colores: violetas, rojos, marrones, rosas claros y oscuros.
Se cortaron hojas de lechuga y se las cubrió de alcohol, se las machacó hasta que comenzó a largar el color.
En un vaso transparente se colocó el alcohol colado y se observó el pigmento verde, la clorofila; se introdujo el papel secante en ángulo y se dejó reposar media hora. Después se pudo observar, tres colores en el papel:
Verde fuerte: Clorofila A
Verde amarillento: Clorofila B
Amarillo: Xantofila.

Con esto pudimos determinar que los pigmentos son de diversos tamaños, lo que determina la separación de pigmentos.

EXPERIENCIA 4
“TENEMOS UNA VISITA”

Para continuar con la materialización del proyecto y afianzar más los conocimientos, hasta esta etapa adquiridos, recibimos la visita de un profesor de Biología, que nos explicó más sobre las plantas, resaltando las propiedades de los pigmentos y sus múltiples aplicaciones. Además agregó más información hasta el momento vista, ya que les habló sobre los diferentes pigmentos animales y vegetales, clasificándolos.
En esta etapa los niños participaron activamente y recibieron toda la información brindada. Estuvieron muy animados ya que el profesor les llevó una faja realizada con pigmentos naturales, todos la tocaron y se sorprendieron de los hermosos colores que tenía.

EXPERIENCIA 5
“A TEÑIR”
La conceptualización de que los vegetales poseen color por los diferentes pigmentos, estaba cumplido. Ahora había que materializarlo.
Para ésto usamos:
  • Líquido frío de remolacha y zanahoria.
  • Remeras de algodón.
  • Dos tachos – palotes.
Los alumnos llevaron remeras blancas de algodón. Colocamos el líquido frío de remolacha y acelga en dos tachos, se introdujeron las remeras y se las movió con palotes, para que comenzaran a tomar color en forma pareja. Permanecieron dentro del líquido dos días, al cabo de los cuales obtuvimos las remeras teñidas totalmente.

Esta experiencia llevo a los alumnos a comprobar la hipótesis planteada tras un largo camino de aprendizaje, a través de la investigación y experimentación.


EXPERIENCIA 6
“COMO PEQUEÑOS ARTISTAS”

Una vez comprobada la hipótesis y como un aditivo especial al trabajo realizado, se decidió dibujar sobre las remeras teñidas, de manera totalmente libre, de acuerdo a los sentimientos de cada alumno.
Los materiales que usamos fueron:
  • Remeras teñidas
  • Jugo de limón
  •  Pedazos de remolacha cruda
  • Hisopos
  • Pinceles de distintos tamaños
  • Esponjas

La acidez del jugo de limón permitió dejar impreso en las prendas la creatividad de cada uno. La docente en esta etapa tuvo participación mínima porque fue un trabajo personalizado.

Esta etapa creativa fue el corolario de un trabajo conjunto de investigación, elaboración y conceptualización, que permitió que el esfuerzo realizado quedara impreso.


Podrán acceder al proyecto completo en este documento:




Los Reyes Magos son verdad (Cuento)

Collage Mariacininha Gonçalves

Papá Noel , Los Reyes Magos... ¿Es bueno crear esa ilusión en los niños? ¿Cuándo contarles la verdad? Aunque las fantasías cumplen una importante función durante la niñez, existen discrepancias acerca de si hay que alimentarlas o no.
Si bien los niños tienen derecho a creer en esa magia llega un día que comienzan a razonar y preguntar...

Para Stoika, una de las fundadoras de la Escuela para Padres de La Plata, ese momento tendría lugar entre los seis y siete años de edad porque “es ahí cuando, al empezar a leer y escribir, los chicos entran en una etapa de mayor razonamiento e indagación”.

 Con todo, asegura la psicóloga, decir la verdad no implica necesariamente poner fin al juego y la ilusión. “Uno puede explicarles que si bien Papá Noel y los Reyes Magos no son personas reales son parte de una tradición; que a través de ellos los padres expresan el deseo de cumplirle los deseos a sus hijos; y que, aún cuando no sean personas reales, uno puede seguir jugando a escribirles una carta y disfrutar con la expectativa de los que nos van a traer”.

Leer más en http://www.eldia.com.ar/

Este relato puede ayudar a los padres y madres a explicar a los niños la tradición de los regalos en estas fechas sin destrozar totalmente su ilusión.
Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz baja, como con miedo, le dijo:
- ¿Papá?
- Sí, hija, contame
- Quiero que me digas la verdad
- Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido-
Es que... -titubeó Blanca
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?
El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que lo miraba igualmente.
- Mis amigas dicen que son los padres. ¿Es verdad?
La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
 - ¿Y vos qué crees, hija?
- Yo no sé papá, que sí y que no. Por un lado me parece que sí, que existen porque vos no me engañás; pero, como mis amigas dicen eso.
- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-.Era verdad! ¡Me habían engañado!- No, mirá, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen.
- Entonces no lo entiendo papá.
- Bueno, sentate Blanquita y escuchá esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla.
 - Blanca se sentó ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

 Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una estrella, se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

- ¡Uy, sí! –dijo Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:
- Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito…

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y su voz se escuchó en el Portal:

- Son muy buenos, queridos Reyes Magos, y les agradezco todos estos regalos. Voy a ayudarlos a realizar ese hermoso sueño. Díganme: ¿qué necesitan para poder llevar regalos a todos los niños?

- ¡Oh! necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño; ellos podrían llevar al mismo tiempo uno para cada casa, y así nuestros regalos llegarían a manos de cada niño, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.

- No se preocupen, -dijo el Niño-. Yo les voy a dar uno para cada niño.

- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes.

- Diganme, ¿no es verdad que los pajes que les gustaría tener deben querer mucho a los niños?

- Sí, claro, eso es fundamental -

 - Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

- Sí, sí, claro. Y en eso si, exigiríamos a un paje que conociera sus deseos.

- Pues díganme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?
Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que el Niño Jesús estaba planeando, cuando su voz de nuevo se volvió a escuchar:

- Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO ordeno que en cada Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte, regalen a sus hijos los regalos que deseen.