Mensaje de despedida y canción para el jardín.


Como estamos llegando al final del ciclo lectivo…temporada de cierre…emoción y lágrimas…Fernando Crayones nos acerca este  hermoso texto que escribió para que los chicos  que egresan se despidan del  Jardín.

Dejamos todo


Dejamos el chupete, y más valientes nos vamos.

Dejamos las rondas, pero de las manos nos vamos.

Dejamos compañeritos  y amiguitos nos llevamos.

Dejamos canciones y con nuestra propia música nos vamos.

Dejamos a las señoritas y un abrazo interminable
 si la cruzo en la calle o en la plaza  nos llevamos.

Dejamos el jardín, no, al jardín no lo dejamos...

¡Sube hasta el pecho y un escudo dulce
en el corazón nos llevamos!

Fernando Crayones

Algunas ideas para usar el texto:
  • Un niño o adulto  lo lee en el acto final. 
  • Confeccionar una cartelera que será expuesta en la fiesta  en donde los mismos niños se dibujarán y escribirán su nombre .
  • Elaborar un pequeño vídeo con fotos de los niños  y  agregar el texto  narrado o escrito con una música de fondo.

Los invito ahora a  escuchar y ver el último tema de Fernando: "Donde". Una dulce canción  que dedico a esos  "pequeños pajaritos" que ya están preparados para iniciar  su propio vuelo...


En la  sección  EGRESADOS  encontrarán canciones, poesías, mensajes y más recursos relacionados.


Pautas para la Evaluación Final en el Nivel Inicial.

 La Evaluación Final brinda elementos para la valoración del proyecto educativo, del programa desarrollado, de cara a su mejora para el período académico siguiente; considerando el fin del curso como un momento más en el proceso formativo de los alumnos, participando en cierta medida de la misma finalidad de la Evaluación Continua. Es importante destacar que se evalúa para conocer el grado de logro de los objetivos y no para emitir una calificación.

En el Nivel Inicial o Preescolar  ésta evaluación se da a través de la descripción de la situación de cada alumno en referencia a los campos formativos y competencias, sobre sus logros y dificultades, sobre lo que conocen y saben hacer, por lo que a diferencia de otros niveles educativos en donde se asigna evaluaciones cuantitativas como las calificaciones las cuales determinan la acreditación de un grado o la certificación de un nivel educativo, la evaluación tiene una función esencialmente formativa como medio para el mejoramiento del proceso educativo.

Lo importante no es la forma o la estructura del registro sino que brinde  una información clara y confiable acerca de la conducta  y logros  de cada  niño.

La herramienta fundamental para realizar este seguimiento responsablemente es la observación directa y constante de las acciones y reacciones de los niños.

Una observación puede ser utilizada con fines de evaluación del niño/a solamente cuando se registra de manera objetiva, de tal manera que se pueda recurrir a ella en el momento en el cual se necesite "chequear" ciertos aspectos relacionados con la conducta del niño/a . Una observación que no se registre suele transformarse en un hecho subjetivo, ya que se pierden los detalles, además de que inconscientemente podemos mezclar el hecho tal cual como sucedió con nuestros propios juicios.

Es imposible que un docente guarde en su memoria todos los hechos relevantes que ocurren con su grupo de niños durante el transcurso del día. Por ello se debe contar con instrumentos prácticos en los cuales anotar o "depositar" la información diariamente y recurrir a ella cuando sea preciso. Dichos instrumentos debidamente llenados servirán posteriormente de base para elaborar los informes dirigidos a los padres acerca de la ejecución de su hijo en el preescolar, además servirán de guía la docente para lograr una mejor orientación del niño durante el desarrollo de las actividades educativas.

A modo de ejemplo  dejo algunos enlaces con instrumentos de  seguimiento y evaluación individuales.
En las guías y listas de cotejo es importante aclarar  que la determinación por edades es aproximada, es un referente que varía de un niño a otro, no todos los niños y las  niñas  alcanzan determinados logros al mismo tiempo, ni de la misma manera.












Otra entrada relacionada




Muñecos quitapenas para trabajar los miedos en los niños.


Cuenta una leyenda de Guatemala que los niños de una tribu antes de irse a dormir le contaban a sus muñecos las preocupaciones que les quitaban el sueño: cada día tomaban  un muñequito y le contaban un problema que les rondaban por la cabeza; colocaban el muñequito debajo de la almohada y se iban a dormir. Al día siguiente se despertaban cargados de energías y a lo largo del día encontraban la solución a ese problema; era como si esos muñecos hubiesen resuelto el problema mientras dormían.

De este folklore guatemalteco surgieron los “quitapesares” o "quitapenas" que son muñecas y muñecos diminutos hechos de pequeños trozos de madera, retazos de tela e hilo.
Esta tradición se ha extendido a todo el mundo, sobre todo a Centro y Sudamérica.

Actualmente se suelen conseguir en las ferias, los venden en en unidades también en pequeñas bolsitas o cajitas  que contiene entre 6 a 7 muñequitos (Aunque se supone que deben ser 6, uno para cada día de la semana y al séptimo se descansa) .


Muchos de ellos vienen con instrucciones de uso:

* Si es regalado mejor.
* Concentrarse en la preocupación o pena al momento de acostarse.
* Contarle al muñeco lo que queremos que se lleve.
* Colocar el quitapenas debajo de la almohada.
* Unas caricias en la pancita del muñeco para que no le duelan a él tus penas y por la mañana, habrán desaparecido...!!!


Si bien conocía  la existencia de estos muñequitos ignoraba su significado hasta que  Elena Santa Cruz * en un encuentro que tuve la dicha de participar, nos los presenta  acompañados de una excelente proyecto para trabajar los miedos infantiles .
Ella nos sugiere  partir de la narración del cuento Ramón Preocupón de Anthony Browe


Ramón era un niño que se preocupaba por muchas cosas, tanto así que no podía dormir.  Sus padres intentaban calmarlo pero era imposible.  Él se preocupaba más cuando tenía que dormir fuera de su casa.  Un día tuvo que dormir en la casa de la abuela.  Estaba muy preocupado y se lo contó a su abuela.  Ella le contestó que no se preocupara que ella era igual cuando tenía su edad y le buscó una solución.  La abuela le buscó un muñeco quitapesares y le dijo que tenía que contarle sus preocupaciones y guardarlo debajo de su almohada y así el muñeco velaría sus sueños y el podría dormir. Esto funcionó por unos días, pero luego Ramón comenzó nuevamente a preocuparse pues creía que su muñeco no podía dormir por sus preocupaciones. Entonces Ramón creó muñecos quitapesares para su muñeco así todos pudieron dormir y ya no fue tan preocupón.

Para los que no pueden acceder al libro- que recomiendo por la calidad de sus imágenes- pueden leer el  texto aquí: http://ww2.educarchile  o escuchar una  narración por Alfredo Reyes Toral en  https://www.youtube.com/


Este cuento es bueno para trabajar los miedos que suelen tener los niños a la hora de ir a dormir y que no le dejan conciliar el sueño. También nos sirve para trabajar valores como compartir, ya que Ramón hizo muñecos para todos sus amigos, para que ellos también pudieran dormir.


Luego de presentarlo se puede  preguntar a los niños a qué cosas le temen.Se sugiere que se reúnan en  grupos pequeños para expresar  sus preocupaciones y cómo hacen para no sentirse tan preocupados. Para crear un clima de mayor intimidad  los intercambios pueden realizarse debajo de las mesas del aula.  Esto tiene el propósito de con la ayuda de sus pares pueden buscar soluciones a sus preocupaciones que quizás sean similares.

Posteriormente los niños con la ayuda de la maestra buscarán información sobre los muñecos quitapesares.De esta manera se aprovechará para trabajar otras culturas.

Finalmente se los invitará a crear su propio muñeco quitapesares de manera creativa.
Por ejemplo podrán utilizar palitos de helado para su estructura y luego decorar con recortes de tela y marcadores.
Imagen encontrada en http://conartecreo.blogspot.com.ar/

Además los quitapesares  pueden ser un excelente regalo para hacerle a los niños a  fin de año, en su cumpleaños o en cualquier otro momento...
 ¿Y porqué no a los adultos?

“Los muñecos quitapenas
quitan las penas que tengo,
se las cuento muy bajito
y me las curan en silencio.
Y debajo de mi almohada
duermen siempre mis muñecos
y si tengo alguna pena
yo sin ella me despierto
Y yo que nunca creí
en amuletos ni hechiceros,
explicarme que hago yo
contando penas a muñecos..."




*Elena Santa Cruz  es una maestra, titiritera e investigadora de teatro de títeres. Licenciada en Educación Inicial por la Universidad de El Salvador, ejerce como docente en el Instituto Sagrado Corazón.Discípula de Mane Bernardo, publica varios libros y diversas revistas, trabaja con sus títeres desde los años ochenta, y desarolla sus tareas en hospitales, penales refugio y centros de atención.



Otros enlaces relacionados: